Consejos prácticos sobre mecanografía

Parece que la mecanografía sea cosa de otros tiempos. Pero en absoluto, de hecho la mecanografía vuelve con fuerza para completar cientos de curriculums de personas que quieren entrar en el mundo laboral. Pero, ¿Qué ventajas ofrece la mecanografía? ¿Cómo debemos elegir un curso de mecanografía? Te respondemos a estas preguntas en el siguiente post.

Las principales ventajas de la mecanografía

  1. La primera ventaja de la mecanografía sin duda es el ahorro de tiempo que nos supone a  hora de trabajar o hacer un trabajo para la universidad, por ejemplo. Lo que harías en una hora, puede que en con la mecanografía tardes tan solo media hora o menos.
  2. Te cansas menos y te motivas más. Es de lógica. Si en lugar de cinco horas al ordenador, pasas tres y el trabajo bien hecho, terminas menos cansado y más motivado, ya que ves que el tiempo te cunde.
  3. Cometes muchas menos erratas. Está comprobado que cuando escribimos con las dos manos, cometemos menos erratas.
  4. La agilidad que adquieres con los dedos al hacer tus ejercicios mecanografia, te sirve para otras muchas actividades, como por ejemplo tocar un instrumento musical.

Cómo elegir un curso de mecanografía

  1. Elige un curso que te motive. Hay muchos cursos de mecanografía circulando por la red, así es que tómate tu tiempo y elige el que más te guste.
  2.  Busca un curso bien estructurado, con buenas explicaciones, dibujos, gráficos, etc.
  3. Busca que tu curso tenga test de velocidad. Es la mejor manera de comprobar con qué nivel estás empezando.
  4. Busca un curso que te indique la posición correcta de los dedos y la postura que tienes que tener con tu espalda.
  5. Por último, te recomendamos un curso que te indique los progresos que vas haciendo, será una buena manera de saber sin ayuda de un profesor, cómo estás avanzando.

También te podría gustar...

Deja un comentario