Inspección técnica de edificios una guía segura

Las edificaciones se asemejan a un ente con vida propia. Al igual que con cualquier elemento de la naturaleza las obras de cemento, hierro y argamasa tienden a envejecer. La durabilidad en un lapso de tiempo determinado de una construcción, tiene que ser valorada regularmente a fin de garantizar la seguridad de la misma.
Independientemente del diseño, materiales y uso de un inmueble, la mayoría de las grandes construcciones deben rendir cuentas de su estado frecuentemente. Para ello se ha creado herramientas de carácter normativo que tienen como objetivo final conocer al detalle la infraestructura de las edificaciones.
En la mayoría de las normativas referidas a la construcción civil, se establecen la obligatoriedad de revisiones periódicas de la estructura y demás condiciones de grande inmuebles. Conocido en el territorio ibérico como inspección técnica de edificios, representa una guía para identificar la seguridad de estas edificaciones.

¿En qué consiste la inspección técnica de edificios?

En España se le denomina como inspección técnica de edificios a la revisión o control de carácter obligatorio que debe ser sometido cualquier edificación. Es un examen de peritaje que es requiere la valoración y el juicio de los expertos en ingeniería, construcción civil y seguridad.
Esta inspección técnica de edificios es acompañada por un extenso marco legal. La norma jurídica española que sustenta estas inspecciones está declarada en el Real Decreto-ley 8/2011. En el señalado decreto se expresan la obligatoriedad de realizar este procedimiento. Asimismo se describen las competencias y ámbitos de acción de las Comunidades Autónomas y Municipios para la aplicación de esta revisión técnica.
El objetivo básico de la inspección técnica de edificios es estudiar y evaluar sistemáticamente, la condición general del inmueble a fin de determinar su grado de conservación. La efectividad de esta revisión es la periodicidad de la misma, siendo la recurrencia de este inspección de vital importancia.
Los resultados y conclusión de esta revisión son entregados en un documento designado como: Informe de Inspección Técnica de Edificios. El mismo es necesario para obtener el “Certificado de Aptitud” que refrenda las condiciones de habitabilidad de la edificación.
¿Qué aspectos se evalúan en la inspección técnica de edificios?
La inspección técnica de edificios evalúa una serie de consideraciones que determinan la durabilidad, habitabilidad y seguridad del inmueble. Para ello se valoran los siguientes aspectos:
 Calidad del diseño del edificio: aspectos arquitectónicos planteados en el proyecto inicial son revisados a fin de determinar su vigencia y funcionalidad.
 Componentes de construcción: pruebas de envejecimiento o revisión de los aspectos exteriores son algunas de los exámenes a los que son efectuados los materiales que componen la estructura.
 Tipo y grado de mantenimiento: se valoran los aspectos relacionados con el cuidado y preservación que se le da al edificio.
Por último es importante señalar que la mayoría de las comunidades autónomas españolas en conjunto con las municipalidades y ayuntamientos realizan un seguimiento muy estrecho de esta actividad. El no cumplimiento de las normas vinculadas con la inspección técnica de edificios, puede acarrear elevadas multas pecuniarias y cierres de edificaciones.

También te podría gustar...

Deja una respuesta