Mantenimiento válvula de membrana – Una necesidad constante

mantenimiento valvula de membrana

La operación manual de una planta industrial es sencillamente imposible; puesto que, la velocidad de respuesta humana es muy baja para el nivel de precisión requerido. Por esa razón y otras, es que se utilizan equipos de control automático. Y su funcionabilidad se garantiza realizando un mantenimiento válvula de membrana y demás dispositivos con periodicidad.

La primera clave, en estos casos, es una operación controlada, con las variables (presión, temperatura y concentración de la solución) dentro de los rangos permitidos. De ese modo, los equipos serán capaces de funcionar, eficientemente, hasta la próxima reparación programada, porque se trata de dispositivos caros que deben ser cuidados con esmero.

El mantenimiento preventivo disminuye los costes

En el caso de este tipo de válvulas, el mantenimiento preventivo está dirigido principalmente al reemplazo de la membrana, que es un elastómero conforme al servicio. A esta superficie se le exige conservar los estándares de fabricación, de manera que pueda responder al instante a los comandos que recibe.

Por otro lado, el ciclo de vida óptimo del diafragma (nombre que asimismo recibe) vendrá dado por:

  • La naturaleza del producto que fluye por la línea: específicamente si es o no reactivo. Por supuesto, mientras mayor sea su grado de agresividad menor será la resistencia del dispositivo.
  • Si las hubiere, características del vapor empleado en las etapas SIP (del inglés: sterilization in place): temperatura, duración y frecuencia del procedimiento.

Según el dicho popular “prevenir es mejor que curar”, esto, además, es válido para los equipos mecánicos. Por eso, los ciclos CIP (del inglés: cleaning in place) son tan importantes a la hora de protegerlos a ellos y al fluido de proceso; en especial, cuando el servicio pertenece a la industria alimenticia, farmacéutica o de los productos de belleza y la contaminación constituiría un riesgo a la salud.

Adicionalmente, un mantenimiento adecuado garantizará un lapso operacional completo. Lo contrario también es cierto, si las válvulas no se cuidan de forma apropiada durante el servicio y en las paradas, se les dañan los componentes internos y cada vez permitirán un ciclo más corto; con el consiguiente impacto en tiempo y dinero para la industria.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario