Propiedades del aceite esencial de árbol de té

aceite esencial de árbol de té

Seguro buscará el aceite esencial de árbol de té online después de conocer sus propiedades, las cuales son muy apreciadas en la cosmética y belleza, y esto se debe a los efectos que producen en sanar y dar lozanía a la piel. Entre sus variadas virtudes están las acciones de calmante y cicatrizante. Es oportuno señalar que siempre debe ser utilizado de forma tópica y diluido.

El aceite del árbol de té se aplica directamente sobre la piel para picaduras de insectos, quemaduras, furúnculos infectados, cortes, vejigas, abrasiones, herpes u otras heridas y lesiones importantes, colocando una gota en el lugar afectado. De igual manera, se podrá combinar con otras sustancias esenciales oleosas como la nuez moscada, lavanda, romero, mejorana, anís estrellado, perejil, entre otros.

Cabe destacar que, además de emplear para la salud de las personas, el aceite de árbol de té se podrá aplicar a las mascotas y hasta realizar limpiezas energéticas en nuestros hogares y usar en aromaterapia. Esta última nos ayuda a centrarnos en nosotros mismos a través del sentido del olfato.

Aplicaciones medicinales del árbol de té 

Existe en el mercado unos tres mil tipos de aceites esenciales que pueden usarse solos o combinados, dependiendo de lo que queremos curar o mejorar. En este sentido, el proveniente del árbol de té posee beneficios que son aprovechados para la sanación.

En caso de que tenga alguna dolencia o padecimiento crónico y desea combinar su tratamiento de medicina convencional con la alternativa, consulte a su médico de cabecera antes de proceder. Si bien todos los aceites esenciales son naturales,es preferible que tenga la aprobación por parte de su especialista tratante. A continuación, indicamos en que nos ayuda y sus diferentes aplicaciones:

  • Antiséptico. Evita las infecciones de heridas y quemaduras. Contrarresta y elimina marcas del acné.
  • Antifúngico. Combate algunos tipos de hongos como molusco, pie de atleta o tiña, candidiasis, etc.
  • Infecciones bucales. Elimina placa bacteriana, aftas, gingivitis y halitosis.
  • Problemas respiratorios. Ayuda a curar o a mejorar la congestión nasal, bronquitis o sinusitis. Calma la tos y expulsa mucosidades.
  • Analgésico, Antiinflamatorio. Disminuye y calma dolores de garganta y musculares.
  • Antipirético. Controla la temperatura corporal
  • Antiviral. Mejora, calma y frena la irritación y molestias de las ampollas que provoca el virus del herpes.

Finalmente, si bien es excelente en variados tratamientos como hemos visto, se debe tener mucho cuidado de manipularlo con seguridad; pues en ocasiones, sin la correcta aplicación y uso excesivo, puede resultar tóxico.

También te podría gustar...

Deja un comentario