Revender artículos antiguos

Si te gusta coleccionar cosas usadas  para poder renegociarlas después hay algunas cosas que debes tener en consideración para seguir realizando esta actividad algunos consejos que te pueden servir de ayuda para ir almacenando mercancía en lugar de chatarra, de manera clásica siempre han existido artículos que se han ido considerando clásicos a lo largo del tiempo, pero la  razón fundamental por la cual estos objetos llegaron a costar suma cuantiosas de dinero fue porque la gente de su época no acostumbraba  guardar ciertas cosas y tampoco a coleccionarlas de manera compulsiva como en la actualidad, hay entonces un contraste cultural entre la cultura de consumo entre una época y  otra, ahora mismo comprar artículos coleccionables de segunda mano que se consideren clásicos es un muy costoso.

Los campos de producción actuales son en cambio diferentes, ahora se considera que un cierto número de personas van a comprar ciertos productos y pretender que estos aumenten de precio con el tiempo, pero en una época tan diversificada es bastante arbitrario definir qué es y que no es una reliquia, siendo sincero parece ser  que muchos de los productos actuales están diseñados para parecer algo valioso y que en el futuro podría ser aún más valorable, pero nada les impide a las actuales compañías generar nuevas copias de sus productos aparentemente  coleccionables, esto  toma importancia porque en lugar de ser un simple pasatiempo de colectar objetos se ha convertido en un campo enorme de especulación alrededor del valor de cosas que son inútiles , uno puede encontrar cosas geniales en páginas de anuncios gratis, pero estas no necesariamente nos  van a dar la información más certera del valor real de dichos productos.

Por lo general los productos más costos son los que son susceptibles de que se les genere una nueva cola de producción en las fábricas, solos se debe invertir en aquellos que ofrecen un compromiso de cese de producción de otra forma uno va ser afectado siempre por futuras producciones del mismo artículo.

Además la marca es fundamental aunque por paradójico que sea aquellos objetos sin marca son los menos susceptibles a volver a fabricarse, no valen mucho de por sí pero si son cotizados pueden venderse de igual forma, ante estas consideraciones se sugiere tener siempre cautela antes de iniciar un negocio de este tipo, ya que muchas veces en lugar de tener ganancias inmediatas se pueden producir perdidas irrecuperables.

También te podría gustar...

Deja un comentario